31 octubre, 2012. Los integrantes del grupo vimos la película: “Goodbye Lenin” e hicimos una pequeña crítica y opinión sobre el filme.

La película me pareció buena pero conforme iba pasando la trama se volvió demasiado predecible, era lógico que en algún momento la madre iba a saber pero no supuse que la novia del hijo lo haría. Sin embargo el filme demuestra el amor que tiene un hijo a su madre para ocultarle tan importante evento como la caída del muro de Berlín, solo para que no sufriera otro ataque al corazón y muriera. Recomendaría la película a todo público ya que toca los sentimientos de la audiencia tanta drama y amor del hijo a la madre y supongo que llegaría más a fondo a esas personas que vivieron antes y después de la caída del muro.  Por Oscar Lozano

La película no me gustó, sentí que iba muy lenta y había partes que quería adelantar pero no le quito el mérito al hijo al tener que hacer todo tipo de cosas para ocultarle la verdad a la mamá, ya que tuvo que convencer a su compañero de trabajo, novia, hermana, niños, antiguos maestros y etcétera. Lo del papá al final creo que sobra. si no hubiera aparecido o si la mamá no hubiera dicho que les había mentido, no hubiera afectado en nada la historia. La recomendaría para verla en familia y comprendan lo importante que es el amor entre ellos. Por Eduardo Moreno

Adiós a Lenin, es una película que muestra el cambio de un gobierno totalitario a otro. La participación del capitalismo en esta película es interesante y divertido. Es sin duda un filme para entender el deseo de los jóvenes por los cambios sin olvidar el amor a su familia.Es una película que muestra a la Alemania Oriental en su final en una historia de comedia. Alex, es un joven que es reprimido por la policía en una marcha en contra del gobierno. Su madre cae desmaya al mismo tiempo en que ve que su hijo en golpeado por la policía. La mujer queda en coma por ocho meses. Durante este tiempo, la Alemania Oriental cae.

 Al despertar, la noticia puede empeorar a la mujer, es ahí donde Alex decide ocultarle todo a su madre por medio de la ayuda de un telediario ficticio hecho por un amigo suyo. La mentira se vuelve tan grande que los vecinos y más amigos se ven involucrados. Eventualmente, la madre se entera de todo el mundo ficticio que su hijo crea para no preocuparla. Ella ve una expresión de amor en este esfuerzo y muere sin decirle a su hijo que se enteró de la mentira. Por Eduardo Orozco