18 Octubre, 2012. En este viaje nos iremos a Francia a finales del siglo XIX, con la intención de entender el movimiento artístico denominado Impresionismo, enfocándonos en los pintores impresionistas más destacados, ya que aunque se haya expandido en la música y la literatura, su vertiente más conocida, y aquella que fue la precursora, fue pintura. ¡Acompañenos en este viaje!

Antes empezaremos con un poco de historia sobre el Impresionismo. El movimiento se desarrolló a partir de la segunda mitad del siglo XIX en Europa, principalmente en Francia, “fue bautizado por la crítica como Impresionismo con ironía y escepticismo respecto al cuadro de Monet Impresión: sol naciente. Siendo diametralmente opuesto a la pintura metafísica, su importancia es clave en el desarrollo del arte posterior, especialmente del postimpresionismo y las vanguardias”.

A finales del siglo XIX, surgirían un grupo de pintores que se oponían al arte de la Academia Francesa de Bellas Artes que imponía sus temas clásicos, este conjunto importante de “rebeldes” se les denominó: Impresionistas. Lois Leroy periodista francés fue el encargado de darles ese nombre, ya que en las obras de éstos se podía apreciar “el desinterés de estos artistas hacia los medios de expresión tradicionales de la pintura para fijarse en la expresión de la impresión visual”.

El padre de este movimiento llamado impresionismo, fue Edouard Manet, que fue constatemente rechazado por la Academia Francesa de Bellas Artes, ya que ellos “imponían los modelos a seguir y patrocinaba las exposiciones oficiales del Salón Parísino”.

El grupo de los impresionistas más destacados lo conforman;

Edgar Degas, Claude Monet, Berthe Morisot, Camille Pisarro, Auguste Renoir y Alfred Sisley.

Tienden a usar con creciente frecuencia colores puros y sin mezcla, sobre todo los tres colores primarios y sus complementarios, y a prescindir de negros, pardos y tonos terrosos. “Aprendieron también a manejar la pintura más libre y sueltamente, sin tratar de ocultar sus pinceladas fragmentadas y la luz se fue convirtiendo en el gran factor unificador de la figura y el paisaje”.

Sin embargo, el arte de estos nuevos pintores llegó muy temprano, su técnica no fue aceptada por el público, exclamando que  eran incapaces  de “leer” correctamente el nuevo lenguaje y como se mencionó antes, rechazaban sus pinturas de las academias, en otras palabras, la sociedad no estaba preparada para esta nueva arte.

La montaña Sainte-Victoire visto desde Lauves de Paul Cezanne. Crédito:http://www.theartwolf.com/articles/50-pinturas-impresionistas.htm

Con el fin de  pesar más a los ojos del público intentaron atraerse a otros artistas y fundaron una Sociedad anónima de pintores, logrando en 1874, una  muestra en los salones del fotógrafo Nadar.” En total participaron treinta y nueve pintores con más de ciento sesenta y cinco obras de las que diez eran de Degas, la mayor aportación individual del grupo, y entre las que estaba la ya legendaria Impresión: sol naciente de Monet que, burlonamente citada por un crítico, dio nombre al grupo”.

Hubo dos factores que los impulsaron, siendo el primero: “la crítica de arte, que se encargará de encauzar el gusto del público; y los vendedores de arte, que colocan sus cuadros en las mejores colecciones del país, siendo las tertulias, los Salones (no oficiales de las Academias)  y el propio escándalo se convirtieron en vehículos propagandísticos del nuevo estilo”El segundo fue la fotografía “aunque no está claro si la espontaneidad de la captación del momento la aprende el Impresionismo de la fotografía o, más bien, ésta es la alumna de aquél”.

CARACTERÍSTICAS:

  • El paisaje como tema principal
  • Técnica rápida, de largas pinceladas cargadas de pintura..
  • Apuestan por el color puro, aunque pueden permitirse mezclarlos directamente sobre la superficie del lienzo.
  • Ausencia de perspectiva.
  • Nuevos pigmentos dando nuevos colores a la pintura (generalmente al óleo).

Sin embargo no todos los pintores del grupo fueron iguales y, ni mucho menos, fielmente  a la estética impresionista, “la atmósfera y el color local no eran, ni mucho menos, sus objetivos primordiales, y cuando representaba lo que parece,  era capaz de cargarlo con tantas ironías y contradicciones que llegaba a empañar toda su inmediatez”.

Ahora pasaremos a los pintores impresionistas que consideramos los más importantes:

Édouard Manet

Pintor  francés,  padre del movimiento impresionistas que fue reconocido por la influencia que ejerció sobre los iniciadores del impresionismo y en el desarrollo del arte moderno en general. Su fama se debe a su forma peculiar  de “retratar la vida cotidiana, a su utilización de amplias y simples áreas de color y a su técnica de pincelada vívida”.

La influencia de Manet fueron los pintores Frans Hals, Diego Velázquez y Francisco de Goya, sus obras fueron fundamentales para que él desarollara su propia arte. Su maestro el francés Thomas Couture fue importante en su formación aconsejándolo a visitar y estudiar en los distintos países donde el arte era una expresión fascinante (Alemania, Inglaterra, Holanda, etcétera),

Sin embargo Manet no tuvo buena suerte, varias veces fue rechazado por los Salones oficiales siempre negándosele la fama y la fortuna, por lo tanto “solía mostrarse inseguro de su dirección artística y profundamente herido por las críticas hacia su obra”. Un ejemplo de este rechazo fue su obra “La merienda campestre”  que poseían una técnica de la época (aun no impresionista) pero incluía  a una mujer desnuda en medio de un grupo de hombres vestidos.

A todo este rechazo, Manet mejor fue conocido por  sus escandalosos y negados cuadros que por su estilo, hasta que a mediados de 1870 empezó a utilizar técnicas impresionistas, “su estilo incluye el homenaje a la pintura española del Barroco junto al empleo de sugerencias de la estampa japonesa, como la articulación de las tonalidades a través de contrastes y la renuncia al claroscuro tradicional”, también el gusto por lo español, muy enraizado desde el Romanticismo y del influencias del parnasianismo literario.

Empezó pintando temas de “género, como mendigos, pícaros, personajes de café y escenas taurinas españolas”. Todas estás técnicas novedosas influyeron en los jóvenes pintores, convirtiendo a Manet en la figura central de la disputa entre el arte académico y el arte rebelde de su tiempo.

Fue hasta sus últimos días de vida que  recibe la fama que tanto había esperado, fue reconocido como  Caballero de la Legión de Honor, conseguido por una de sus mejores obras El bar del Folies-Bergére. El ser reconocido por los Salones oficiales era todo para él, Siendo su único objetivo artístico que lamentablemente llegó demasiado tarde.

Algunos críticos lo consideran el pionero del arte moderno francés, sus innovaciones influenciaron a los jóvenes artistas para que siguieran esta línea impresionista, estableciéndolos en una disputa entre el Realismo y el Impresionismo.

Como dato curioso, ya que su único objetivo era el ser reconocido por los Salones, no se puede llamar impresionista en estricto sentido porque jamás expuso con el grupo  Société Anonyme Des Artists y nunca dejó de acudir a los Salones oficiales, aunque le rechazaran, afirmando que “no tenía intención de acabar con los viejos métodos de pintura ni de crear otros nuevos”.

Oscar-Claude Monet

Pintor francés a quien a partir de la mitad de su carrera se mete de lleno al Impresionismo. Empieza a tener fama gracias a su buen trabajo con la caricatura y a la corta edad de quince años, goza ya de cierta reputación como caricaturista en El Havre.

Caricatura por Monet. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Claude_Monet

El maestro de Monet,  Eugène Boudin, artista poco conocido, pero lo suficientemente válido para iniciar a Monet en la pintura y a trabajar el paisaje al aire libre que alimentarian la curiosidad de Monet por conocer el ambiente artístico de París

Durante su formación artística, acude a la  Académie Suisse, donde dispone de modelos para ejercitarse en el dibujo de figuras, donde se une a un pequeño grupo de jóvenes pintores, “entre los que probablemente se encuentra Pissarro”. Ahí conoce a Otro pintor que influyó en Monet:  Jongkind, cuya atribución, “junto a la de Boudin, le reafirma en su desconfianza hacia la enseñanza oficial y sus partidarios”. A partir de este momento Monet considerará a Jongkind como su verdadero maestro.

Empezaron sus primeras obras de índole realista pero con el paso del tiempo se fue al estilo impresionista, desarrollando  el concepto de la “serie” en las que un motivo es pintado con distintos grados de iluminación, además practicó el plenairismo, es decir la práctica de la pintura al plein-air (en francés: ‘aire pleno, total’ y también – y ese es el significado que aquí más nos importa- aire libre), aunque hubo  pintores paisajistas previos a Monet, se nota en ellos que la factura de sus obras ha sido realizada principalmente dentro del taller tras un previo esbozo.

La invención de los pomos fue fundamental para que realizaran sus pinturas al aire libre, ya que  (un positivo producto de la Revolución industrial), permitió a los pintores llevar sus óleos o temperas bajo el sol, sin que estos elementos se secaran u oxidaran rápidamente como había sucedido hasta entonces.

Junto con  Gustave Caillebotte, con el que acuerda realizar exhibiciones conjuntas y  juntos fundando la  Sociéte Anonyme  d’ Artistes– y con el paso del tiempo se les fueron uniendo los artistas que más tarde formarían el núcleo del Impresionismo.

Mujer con sombrilla y niño. Crédito: http://onlygradually.blogspot.mx/2011_06_01_archive.html

Los efectos de la luz sobre los objetos, los cambios, las vibraciones de esa luz; es por tal razón que la pintura de Monet nos resulta especialmente vital, aunque su vitalidad sea una serena vitalidad, llena de armonías.

La influencia de Monet fue usada tanto en la literatura, cine y otras pinturas. Sus pinturas son usadas con frecuencia en calendarios y postales,  el autor francés Marcel Proust se dejó inspirar por la obra de Monet, y  qunque no son mencionadas especificamente en sus escritos,” hay paralelas temáticas con Monet.16 Proust describe en su novela En busca del tiempo perdido fenómenos que Monet captura en el lienzo”.

Claude Monet fue plasmado en varios cuadros hechos por sus amigos del grupo de artistas impresionistas (Pierre-Auguste Renoir lo retrató tres veces), “en la película del año 1915 del director Sacha Guitry, Ceux de chez nous, se valora la vida cultural francesa durante la primera guerra mundial. El cielo en la pintura de Monet, Puente sobre el Sena en Argenteuil (1874) es mencionado en la película Vanilla Sky del año 2001. El protagonista vive en un mundo creado por su imaginación que se diferencia de la realidad por tener un cielo de color vainilla, como en la obra de Monet”.

Camile Pisarro

Pintor impresionista francés y después neo-impresionista, viajó a París a la corta edad de 12 años para estudiar y el ambiente de la ciudad despertó en él su interés por el arte.

Fue ayudante del pintor danes Fritz Melbyl  en su viaje a Caracas y  allí se fue influyendo empezando  pintar paisajes y escenas de costumbres de la región. Regresando a París  estudió en la Escuela de Bellas Artes,  después en la Academia Suiza y más tarde conoció a Monet, Cézanne y Guillaumin.

El Jardín Pontoise. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Camille_Pissarro

Atraído por la tierra, pintó la vida rural francesa, en particular paisajes y escenas representando personas trabajando en el campo, en otras palabras relacionados con la vida natural y rural, siendo sus maestros y grandes influencias en sus obras  Monet y Cézanne. Además al ser influencia durante una época por Seurat y Signac, experimentó el puntillismo, “que consiste en lograr las formas mediante el uso de pequeñas gotas de color yuxtapuestas”. Las críticas recibidas lo llevaron a abandonar esta técnica y a retomar el impresionismo.

Al igual que Manet y algunos otros impresionistas, el Salón se negó a exponer sus obras,  pero algo curioso es que antes de unirse a la Sociedad anónima de pintores algunos de sus paisajes fueron aceptados en los “Salones de 1859, 1864, 1865, 1866, 1868, 1869 y 1870”.

Hablando de su técnica podemos mencionar que pintó con gama sobria, “su ascensión progresiva hacia la plena luz y yuxtaposición brusca de colores la debió a la influencia de Manet”. Nunca buscó motivos raros ni horizontes excepcionales, ni embelleció las cosas, por esto sus obras causaron entonces repugnancia, porque el público los consideraba vulgares y groseras, no pudiendo comprender el encanto de aquella sencillez natural

Como datos insólitos el fue el único que participó en las ocho exposiciones no oficiales que se celebraron y políticamente fue simpatizante del anarquismo.

Edgar Degas

Pintor y escultor francés, conocido por su visión particular sobre el mundo del ballet, capturando escenas sutiles y bellas, en obras al pastel.

Antes de iniciar sus estudios artísticos, estudió derecho en París, para después entrar  a la  Escuela superior de Bellas Artes, ahí inspirado por las obras del francés Jean Auguste Dominique, “le incitó a ir a Italia donde copió a los maestros del Renacimiento y los frescos, cuadros durante su viaje, a lo que hizo varios bosquejos y dibujos en sus cuadernos.

Un punto característico de Dages es que el nunca supo si en realidad fue Impresionista, ya que prefería denominares Realista o Independentista, sin embargo fue uno de los fundadores y organizadores de las exposiciones, siendo uno de los miembros más importantes. Una vez asentado el grupo, junto Con Cézanne, Pissarro, Sisley y Monet participó en la primera exposición impresionista en 1874, sin embargo surgieron problemas con él, en la  “segunda de estas muestras envió veinticuatro lienzos, que fueron tan mal acogidos por la crítica y el público como los de sus camaradas “.

Al igual que los impresionistas, “trató de capturar momentos fugaces en el flujo de la vida moderna pero mostró poco interés en la pintura de paisajes  a pleno  aire, favoreciendo escenas en teatros y cafés iluminados por la luz artificial, que aprovechó para aclarar los contornos de sus figuras, y prefería escenas de bailarinas, lavanderas, sombrereras y habitantes de los bajos fondos de París”, al igual que una gran cantidad de retratos.

“Su interés por los bailarines de ballet se intensificó en la década de 1870, y, finalmente, produjo cerca de 1.500 obras sobre el tema. Estos no son los retratos tradicionales, pero los estudios que abordan el movimiento del cuerpo humano, explorando la física y la disciplina de los bailarines a través del uso de posturas retorcidas y puntos de vista inesperados”.

Sin embargo se puede mencionar que sólo tiene en común con estos artistas del impresionismo, el deseo de sustraer a la pintura de los convencionalismos en que se hallaba, ya que él siempre concedió mayor importancia al dibujo que al color, a lo que el decía: “El dibujo no es la forma, aunque sí la manera de ver la forma”.

En cuanto a su técnica 

Degas, como Ingres, construye a base de líneas, influido por los japoneses, tendió al establecimiento de sutiles armonías entre las masas y el color. “Antes de 1880 utilizaba aceites para completar sus obras que se basaban en estudios preliminares y bocetos hechos a lápiz o pastel, pero después de 1875, comenzó a usar colores pasteles con más frecuencia, incluso en trabajos de acabados (la mayor parte de sus obras más importantes se realizaron en colores pastel). Degas experimentó con una gran variedad de técnicas, rompiendo texturas de las superficies con sombreado, que contrastan con pastel seco mojado, y usando gouache y acuarela para suavizar los contornos de sus figuras”.

El Café Concierto. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Edgar_Degas

Podemos concluir con Deges que fue  uno de los grandes renovadores de la pintura de su epoca, e influyó en Toulouse-Lautrec, Bonnard, Vuillard y S. Valadon, no obstante, el éxito y la resonancia no se había de producir hasta 1900.

Se calcula que pintó más de cuatro mil obras y se les da gracias al ser uno de los grandes precursores del Impresionismo, siendo él quien convence  que la estética del movimiento fue (sobre todo) hedonista. Nunca se dejó agobiar por problemas de estilo y llegó a decir que el objeto de un cuadro consiste simplemente en decorar una pared y que por eso era importante que los colores fueran agradables por sí mismos.”

Pierre Auguste Renoir

Pintor francés considerado el representante del Impresionismo más sensual, comenzó pintando en una tienda de porcelana China de París y siendo reconocido por los temas que cultiva: flores, escenas dulces de niños y mujeres

Se trasladó a París a la edad de cuatro años, conforme avanzaba su vida será decorador de porcelana y tendrá un buen oficio. Ingresa pues, a los trece años como aprendiz en un taller de pintura de porcelana, con la esperanza de entrar algún día en la célebre Manufactura de Sèvres, siendo allí donde Renoir aprendería a pintar con pinceles flexibles, redondos y afilados, y con colores fluidos. “En 1862 entra en el taller del pintor Gleyre, donde en breve entabla relaciones con Bazille, Sisley y Monet, que también trabajaban allí y donde se estudiaba con modelo vivo”.

“Renoir se siente atraído por dos predilecciones que marcarán su obra: la escultura plástica del cuerpo femenino y la de los colores límpidos que actúan por transparencia”.

Cuando Gleyre dejó sus clases a causa de su vejez,  “Renoir y sus amigos siguieron trabajando sin nadie que les dirigiera. En la primavera Monet llevó a sus camaradas a la aldea de Chailly-en-Bière, en el bosque de Fontainebleau, para hacer juntos unos estudios en la naturaleza, por su lugar principal de estancia junto al bosque de Fontainebleau se les llamó los pintores de Barbizon. Algunos de ellos, como Camille Corot o Narcise Diaz, aun trabajaban allí”.

Renoir presentó un trabajo suyo por primera vez al Salón de 1864, y fue admitido, haciendo un lado a algunos impresionistas cuyas obras nunca fueron admitidas: Esmeralda, bailando con su cabra.

Renoir Acogió a los pintores rechazados por la crítica oficial y en 1870 había conocido en Londres a Pissarro y a Monet formando la  “Société anonyme coopérative”, y en los locales recién desalojados del fotógrafo Nadar, abrieron su propia exposición pero no tuvieron un buen resultado. Expusieron juntos por segunda vez, en esta ocasión en la galería de Durand-Ruel, pero la crítica tampoco fue favorable.
En abril del año siguiente, expusieron por tercera vez y, por primera vez, se llamaron a ellos mismos por ese mote.

Entre él y sus viejos camaradas había desacuerdos, que en parte tenían que ver con la polític, pro lo tanto Renoir ya no participó en las exposiciones siguientes ya que él detestaba el anarquismo de algunos pintores como Jean François y Armand Guillaumin, y tampoco compartía las ideas socialistas de Pissarro.

Pinta gran cantidad de paisajes pero sus obras más características tiene por tema la vida social urbana,  sus temas enfatiza la juventud y la vitalidad. “El desnudo femenino es un tema que le obsesionó, sus formas gruesas pueden recordar a Rubens y su pincelada suelta y de gran cromatismo a Tiziano. Renoir posee una vibrante y luminosa paleta que hace de él un impresionista muy personal”.

Renoir entra despues a una etapa “ingresca”, marchando a  Italia y contempla la obra de Rafael decidiendo revisar su estilo. “Los contornos de sus personajes se vuelven más precisos, dibuja las formas con gran precisión, los colores se vuelven más fríos”.

Le Bal au Moulin de la Galette. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Pierre-Auguste_Renoir

Cambia nuevamente su estilo, mezclando el ingresco y el impresionista,  Manteniendo  los temas  Ingres pero con la fluidez en las pinceladas de su período impresionista. “Su primera obra de este período Jeunes filles au piano, es adquirida por el estado francés para ser expuesta en el Museo de Luxemburgo”.

Finalmente, el Impresionismo es un arte increíble y moderno siendo lamentable la incomprensión de la población y de los Salones oficiales parisinos pero si esto no hubiera ocurrido, no conoceríamos hoy en día a este grupo denominado los Impresionistas. Aún así esta corriente es muy importante y sirve como base para el arte moderno que se va ir desenvolviendo durante el siglo XX, esperemos que les haya gustado y nos vemos a la próxima.

Sus viajeros del tiempo: Eduardo Moreno, Eduardo Orozco y Oscar Lozano.

FUENTES:

http://es.wikipedia.org/wiki/Édouard_Manet

http://www.epdlp.com/pintor.php?id=303

http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/pintores/2635.htm

 http://www.alu.ua.es/a/aag43/arterealistaeimpresionista.htm

 http://www.imageandart.com/tutoriales/biografias/monet/index.html

http://oscarmonet.galeon.com

http://impresionismo-comares-g1.lacoctelera.net/post/2010/04/27/caracteristicas-generales-del-impresionismo

http://www.arteespana.com/camillepissarro.htm

http://www.artelista.com/grandes-maestros/autor/edgar-degas.html

http://www.metmuseum.org/toah/hd/dgsp/hd_dgsp.htm

http://www.spanisharts.com/history/del_impres_s.XX/impresionismo/impresionismo_renoir.html