4 octubre de 2012. En esta ocasión iremos a un viaje aproximadamente en el siglo XVI y XVII en México, mejor conocido en esos tiempos como Nueva España. Nos centraremos básicamente en el esplendor  del Arte Barroco que hubo en esos momentos y como fue influenciado por los Europeos desde el Renacimiento, !acompañenos en este viaje¡

Durante la etapa barroca en la Nueva España, (en la ciudad de México) se erigían más palacios que en cualquier otra provincia hispánica, representando la realidad de la época, incluyendo las costumbres e incluso las actividades más sencillas, además de tener una serie de variantes artísticas basadas en el entorno ideológico, histórico y sociopolítico.

 “La belleza de sus edificios con sus fastuosos interiores en cuyas paredes florecían jardines dorados y una infinidad de ángeles, ostentaban la riqueza material que cubría el vacío espiritual de la sociedad de aquellos días”.

“Los pintores barrocos buscan efectos plásticos impresionantes, los contrastes del claroscuro se acentúan, las salientes se alargan, los huecos se rehunden para crear una ilusión óptica que rompe con la planicie del lienzo”. Se fue evitando las formas geométricas y definidas del Renacimiento, es decir se adopta una clara tendencia hacia lo emocional, dejando un poco de lado lo racional.

Los rasgos sociopolíticos que influyeron en el arte pictórico eran muy peculiares, porque existía una dura división de las clases dominantes, es decir, entre los españoles peninsulares y los criollos.

Lo interesante es que la mayoría de los pintores Barrocos destacados en la Nueva España fueron criollos, tal vez porque este era un oficio permitido para su clase y categorizado como de “segunda”, siendo evidente en ellos la pasión, el movimiento  y la grandeza, para demostrar que su capacidad podría igualarse a la de los europeos.

Templos y Ex convenos de Oaxaca fieles al Barroco. Crédito: http://www.elclima.com.mx/templos_y_exconventos_en_oaxaca.htm

“Cada artista tuvo una forma de expresión característica, hubo tantos estilos como pintores y tantos motivos como órdenes religiosas, quienes fueron también las principales impulsoras del arte en el nuevo continente.”

 No hay mejor museo o galería de arte virreinal en México que los propios  conventos e iglesias que conservan las pinturas, las biografías de sus santos fundadores o de los personajes divinos de la historia sagrada. El óleo sobre lienzo fue la técnica preponderante en la época barroca que satisfizó el gusto novohispano.

La pintura barroca en la Nueva España fue una mezcla de influencias e ideas estéticas, logrando  su grandeza “precisamente en esa singularidad dada por el sentimiento y pensamiento no sólo de quien sostenía el pincel, sino de toda una sociedad nueva y cambiante luchando por una identidad propia.”

Entremos de lleno a las diversas obras y autores que hubo en la Nueva España, resaltando el estilo del Barroco:

PINTURA

Miguel Mateo Maldonado y Cabrera:

“Contratista  a la ejecución de los retablos de la iglesia jesuita de Tepotzotlán, en compañía de Higinio de Chávez, maestro de ensamblador, a partir de 1753”, realiza las telas de Santa Prisca de Taxco y su sacristía, que forman un magnífico conjunto pictórico que resume el estilo de este artista, asimismo, es autor de grandes pinturas relativas a vidas de santos: Vida de San Ignacio(la Profesa y Querétaro) y Vida de Santo Domingo en su monasterio en la capital, destinadas a decorar los muros de sus claustros altos y bajos.

“Fue pintor de cámara del arzobispo de México, Manuel Rubio y Salinas; gracias a él, una obra suya, la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, llegó a la vista del Papa Benedicto XIV, quien admirado exclamó cómo en ninguna nación había ocurrido tal milagro como en la Nueva España, en el cerro del Tepeyac.”

Destaca como pintor costumbrista y en el género del retrato, siendo sus magnificos los de Sor Juana Inés de la Cruz( Museo Nacional de Historia),Sor Francisca Ana de Neve(sacristía de Santa Rosa de Querétaro) y Sor Agustina Arozqueta(Museo Nacional del Virreinato, en Tepotzotlán), “son tres homenajes a la mujer: a su intelecto, su belleza y su vida interior.”

Retrato de Sor Juana. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Cabrera

Actualmenteestá presente en numerosas colecciones públicas y privadas españolas como la espléndida serie de castas del Museo de América de Madrid, quizás una de sus obras maestras. Últimamente (diciembre 2008), este museo ha enriquecido su patrimonio con la adquisición de otras dos obras del pintor. El aprecio y la cotización en el mercado del arte por las obras de Miguel Cabrera ha crecido de forma vertiginosa durante el último cuarto del siglo XX. En Madrid se ha llegado a pagar en subasta pública 150.000 euros por una obra suya , sin embargo, últimamente se han comunicado precios notablemente superiores por algunos cuadros de castas pintados sobre cobre.”

Cristóbal Villalpando

Se inició en el oficio como muchos otros de la época, copiando los grabados de los autores europeos que llegaban en los barcos hasta América, “ya que se puede apreciar influencia de Rubens sobre todo en el manejo de las sombras y el color”.

Entre sus obras se pueden mencionar  los del retablo de Huaquechula Puebla, (uno de los monasterios franciscanos más antiguos y hermosos de ese Estado),  los lienzos que Villalpando hizo para este lugar son de la vida de la Virgen, de santos franciscanos y tres que rematan el retablo que son: El calvario, La Ascensión y la Asunción de la Virgen.

El retablo de Azcapotzalco está dedicado a Santa Rosa de Lima, en él narra la vida de la primera santa de América, además de origen criollo, por lo cual existía una importante cofradía en México,  La transfiguración   en la Catedral de Puebla, en la cual se nota el crecimiento artístico del pintor en el uso del color y   el manejo de los contrastes de luz, decora la sacristía de la Catedral Metropolitana entre 1684 y 1686 donde realizó cuatro cuadros, San Miguel Arcángel, La mujer del Apocalipsis , La iglesia militante y triunfante   y por último El triunfo de la Eucaristía .

 Trabajaba por encargo, es decir, le eran asignados los temas, los lugares y hasta el tiempo en que debía pintar, “sin embargo siempre iba más allá, transgrediendo los límites impuestos, en ocasiones con una belleza y pulcritud de técnica superior a la imaginada por los “clientes”, a veces con asimetrías o composiciones diferentes a las solicitadas”.

“Se conocen varias maneras de firmar del mismo pintor, caso único en la época, en ocasiones sólo ponía su apellido, Villalpando, a veces añadiendo una f, fat o fac que quiere decir “hace” . También utilizó su nombre como se ponía en los documentos: Xptobal   D Villalpando, en algunos cuadros aparece su nombre en mayúsculas XPTOBAL D VILLALPANDO   como es el caso de la sacristía de la Catedral de México y otras veces más firmó en letras redondas con nombre y apellido Cristóbal de Villalpando.”

Pinta  la Capilla del Rosario en el Templo de Santo Domingo en dónde la Virgen se le aparece a Santo Domingo y le da a beber de su leche como un alimento espiritual

“Villalpando hace una pintura diferente, muy personal, la única en toda su vida artística que no es con motivo religioso y es precisamente La plaza mayor de México   pintada en 1695 con un ángulo de oriente a poniente, donde se   aprecia la plaza y otros edificios como la Catedral, el Palacio del Virrey, los portales de La Merced y, el Parián , fue la primera de una serie de tres con el mismo tema pero hechas por diferente autor”.

Simón Pereyns

En 1566 fue a Nueva España, alcanzando con su pintura gran fama en México, atribuyéndole numerosas obras, (en su mayor parte perdidas) destacando las diez tablas del retablo de Huexotzingo,  el San Cristóbal, El retablo de TepeacaEl retablo de Mixquic(  representan El Nacimiento del Señor, La Adoración de los Reyes, La Adoración  de los Pastores, La Crucifixión, La Resurrección, La Sagrada Familia y una Purísima Concepción), El retablo de Malinalco y Ocuilán.

 El arte de la pintura debe de haberlo aprendido en Flandes, su ciudad natal y lo perfeccionó en sus viajes y contactos artísticos, considerado un artista cortesano, un retratista espléndido y  su pintura religiosa es variable, tiene obras magníficas. Su primera obra fue pintar escenas de batalla para el palacio virreinal, siendo su   estancia en Nueva España por espacio de 20 años tuvo que causar una influencia importante en la pintura de los siglos XVI y XVII (su obra, destruida en su mayoría, fue abundante en retablos).

“Al parecer muere en Puebla en 1589. Tal vez su último trabajo lo contrató este mismo año y sería el retablo mayor de la catedral de Puebla, que no alcanzaría a concluir y que terminarían Baltazar de Echave y Francisco de Zumaya en 1590.”

 Trabaja en la decoración de la sacristía de la Iglesia de Santo Domingo en la ciudad de México,  compuesta por escenas bíblicas, en la crónica de Oje,  realizó el retablo de Nuestra Señora de la Merced, que tuvo que pintar como pena impuesta por su proceso, también fue el autor del retablo de la iglesia franciscana de Cuernavaca, del cual sólo se conservan restos escultóricos.

ESCULTURA y/o ARQUITECTURA

“En el siglo XVII, nació el estilo colonial, interpretación americana del Barroco, este produjo una fabulosa cantidad de monumentos; el aporte indígena cobro jerarquía propia y gradualmente los indios se adentraron en las creaciones arquitectónicas, primero como ayudantes de sus maestros y luego crearon ellos mismos obras arquitectónicas resolviendo los problemas de forma y color”, provocando que las ciudades mexicanas se poblaron con las muestras extraordinarias de este movimiento como catedrales, templos, palacios, capillas, ayuntamientos y casonas.

Jerónimo de Balbas fue el exponente principal en la arquitectura barroca, siendo arquitecto y escultor español, (afincado en la Nueva España) fue  introductor de uno de los elementos más característicos del barroco mexicano: el estípite. y a su llegada  comenzó a trabajar en su obra maestra: el Retablo de los Reyes de la Catedral de México. La complejidad de esta pieza tiene su origen en su adecuación a la planta de la capilla,  verticalmente se divide en tres calles separadas por pilares con forma de pirámide truncada invertida.

Entre los máximos exponentes del Barroco encontramos:

Santa Prisca de Taxco:

Mandada a construir por José de la Borda, (prominente empresario minero del siglo XVIII,)  de este magnífico templo y el proyecto arquitectónico se confió a Don Cayetano de Sigüenza, destacando la notable rapidez con que fue construida esta parroquia explica en gran parte su unidad de estilo y su equilibrio de formas, el resultado fue, en palabras de Francisco de la Maza: “El ejemplo más completo del barroco mexicano… La única obra, entre las grandes creaciones del siglo XVIII, que permanece intacta y que fue terminada en la época en todos sus detalles”.

Es un prodigio donde la arquitectura, la escultura y la pintura ya que  se funden en el simbolismo, sus dos esbeltas torres y la fachada (e combinan con la cúpula ochavada, cubierta de azulejos y rematada con una linternilla.) que miran al poniente están profusamente decoradas, si bien el primer cuerpo de cada torre, austero, es un descanso para la vista y equilibra los espacios.

En el interior se pueden encontrar sus nueve retablos están cubiertos con hoja de oro- y pilastras de cantera rosa, también ornamentadas, lo que produce un contraste de color y forma que realza aún más a los retablos, éstos se encuentran colocados gradualmente por tamaños, riqueza ornamental y jerarquía eclesiástica. “Los primeros seis pertenecen a la modalidad anástila (sin pilastras), mientras los del crucero lucen una profusa ornamentación en sus estípites. Entre las múltiples imágenes sacras vale la pena mencionar la de Santa Prisca, en el altar mayor, joven que fue decapitada por los romanos después de que los hambrientos leones ni siquiera la habían tocado”.

El retablo mayor está dedicado a la Purísima Concepción y a los santos patrones de la ciudad de Taxco de Alarcón: Santa Prisca y San Sebastián y en las capillas del transepto del templo se ubican otros dos importantes retablos, uno dedicado a la Virgen de Guadalupe y el otro a la Virgen del Rosario.

Los temas centrales de la construcción son: “la patrona Sta Prisca, San Sebastián, los evangelistas, las conchas (que simbolizan el bautismo de Jesús), las hojas de laurel (que simbolizan el triunfo de la fe) y las uvas, que representan la sangre de Cristo. En el interior se hallan pinturas de Miguel Cabrera, llamado “el divino” (pintor oaxaqueño nacido en el siglo XVII, al que José de la Borda encargó los cuadros que decoran el edificio)”.

Otros elementos sobresalientes en el interior de Santa Prisca son el órgano (que domina la nave desde el coro),  y el púlpito con su tornavoz fabricados con maderas preciosas, los cuales se conservan intactos después de casi un cuarto de milenio siendo gran afán de Don José de la Borda por construir un templo sin par lo llevó a contratar al mejor pintor de la época: Miguel Cabrera.

Capilla del Rosario Puebla:

Encontrada dentro del Templo de Santo Domingo, en la ciudad de Puebla, constituye una obra maestra de la arquitectura poblana, a la que  algunos otros la llaman también Domus Aureao Casa de Oro, está llena de simbolismos, en donde cada elemento representa algo, y es también una de las Joyas más impactantes del arte barroco mexicano.

“Se empezó a construír en 1550 y su Capilla del Rosario se empezaría a construír hasta 1650, 100 años después, y tardaron 40 años en terminarla.”

El templo se dedicó al arcángel san Miguel, por lo que su imagen se emplea en el centro de la portada principal, poniendo s obre él se colocó a Santo Domingo y la cruz y con flores de liz, el escudo de la orden  con cuatro perros con antorchas en las bocas y globos en los pies aparecen como los emblemas heráldicos del santo, quien antes de nacer fue soñado por su madre como un cachorro con esos objetos.

“La interpretación que se hizo del sueño fue que el niño y luminaria con su luz al mundo. Además, las palabras latinas:  ”Dominis canis”. Los encargados de esta construcción fueron Fray Juan de Cuenca, seguido por  Fray Agustín Hdez., Fray Boecio de Zeballos, siendo concluida finalmente por Fray Diego de Gorozpe.

 Se puede observar  en los muros los misterios del Rosario y los personajes relacionados con la Virgen y con Cristo, en los techos temas teológicos los que tienen su asiento, tales como la Trinidad, las virtudes, los dones del espíritu Santo y en el ciprés o tabernáculo, donde está la venerada Virgen del Rosario, se hace un programa propagandístico y apologético, tanto de la devoción a esta práctica, como de la orden de Santo Domingo.

Pinturas dentro de la Iglesia. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Capilla_del_Rosario_(Puebla)

 Presenta planta de cruz latina, aunque con los brazos muy cortos y en la parte baja los muros llevan un bello lambrín de azulejos del tipo talavera.   después en  la bóveda “se pueden ver representadas las tres virtudes teologales, enmarcadas por tupidos follajes; y en la cúpula se encuentra la Gracia, acompañada por los dones del Espíritu Santo y por un grupo de 16 santas dominicas”.

 Al final de la planta encuentra el altar a la dirige el rosario, y sobre ella una cúpula en media naranja sobre un tambor, en este lugar “se encuentra 16 ventanas, intercaladas con las figuras de dieciséis mujeres santas dominicas, son como una corona y una síntesis todas las virtudes y de todas las gracias y forman un cortejo que exaltan las glorias de María.”

Las pechinas de los arcos orales que sostienen la cúpula son  cuatro ángeles que con letras de oro tienen inscrito: “Dios te savle hija del padre, Dios te savle madre del hijo, Dios te savle esposa del espíritu Santo, Dios te savle templo de la Santísima Trinidad.”

Adoración, Presentación y Jesús y los doctores. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Capilla_del_Rosario_(Puebla)

 La Capilla está decorada con yesería sobredorada, trabajo exquisito y minucioso, en el que se observa la gran habilidad de los artesanos poblanos, siendo toda la ornamentación  a base de harina con clara de huevo y agua, recubierta con láminas de oro de 24 kilates

 Destacar en la capilla los “misterios” que a través de sus quince se rememoran las vidas de Jesucristo y de la Virgen, distribuidas en tres grandes apartados:

  •  “Los misterios gozosos que recuerda los hechos de la gestación, nacimiento e infancia de Jesús, son: la encarnación del verbo, la visitación de María a Isabel, el nacimiento de Cristo, la purificación de la Virgen y el hallazgo del niño perdido en el templo.
  •  Los misterios dolorosos aluden a los pasajes de la pasión de Cristo y son: la oración del huerto, la flagelación, la coronación de espinas, la cruz a cuestas, y la crucifixión.
  •  Los misterios gloriosos conmemoran hechos que la tradición cristiana en el ámbito ultra temporal: la resurrección, la ascensión de Cristo, la venida del espíritu Santo, la asunción de la Virgen y su corazón como reina del cielo.”

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México:

Obra máxima de la arquitectura colonial se erige majestuosa, en el Zócalo capitalino como la catedral  más grande de Latinoamérica y uno de los templos más emblemáticos de la cristiandad en el mundo, construida a lo largo de tres centurias, en esta obra podemos reconocer elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos que entrelazándose de manera armoniosa forman en conjunto una obra de gran riqueza cultural y espacial única en su género.

“La primera piedra de la Catedral fue colocada por Hernán Cortes en 1524 en en un acto de gran significado simbólico al situarla en el cruce de las calzadas que desde los cuatro puntos cardinales conducían al centro espiritual de la capital azteca, utilizando en su construcción las piedras que habían formado parte del Templo Mayor de la Gran Tenochtitlan hasta antes de su destrucción.”

Al demolerse la estructura original,  se coloca la piedra fundacional de la actual catedral  por parte del Arzobispo Pedro Moya y del Virrey Martín Enríquez. “Tras décadas de trabajos en su interior en 1623 se concluye la construcción de la Sacristía, espectacular recinto que alberga diversos tesoros religiosos y  pinturas murales de los dos pintores más sobresalientes de la Nueva España, Juan Correa y Cristóbal de Villalpando. 44 años después se concluye todo el interior de la Catedral, inaugurándose el 22 de diciembre de 1667”.

Designado al arquitecto Manuel Tolsá para diseñar y concluir las fachadas y campanarios, se le deben las esculturas de la Esperanza, la Fe y la Caridad de la portada principal, la cúpula del transepto así como el remate de las torres en forma de campanas, contando con 17 capillas laterales, coro, trascoro, y la capilla mayor, el retablo de los reyes, el cual es un máximo exponente del barroco novohispano, por su tamaño, estilo, decoración y ubicación, fue construido en 1736 por Jerónimo de Balbá.

El retablo muestra en secciones columnas Estípites con santos y doctores de la iglesia, destacan San Felipe Neri y San Ignacio de Loyola, así como efigies de diferentes santos

El retablo de los reyes, (mayor obra de Jerónimo de Balbás), quien también hizo el retablo mayor de la Catedral de Sevilla, midiendo” retablo mide 25 metros de Altura, así como 13 de Ancho y 7 de Profundidad, uno de los más grandes del mundo”. Tiene 2 oleos, uno de Nicolás Rodríguez Juárez, “Adoración de los reyes” y el superior “La Asunción de la Virgen, una de las obras maestras del pintor novohispano Juan Correa.

Retablo principal de la capilla de la Inmaculada Concepción. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_Metropolitana_de_la_Ciudad_de_México

También está decorado con destellos propios de una mezcla estípite, churrigueresco, y propio barroco, así como estatuas de los santos reyes (elaborados los retablos con madera de cedro, y decorado con 3 capas de hoja de oro):

▪    Santa Margarita de Escocia

▪    Santa Elena de Constantinopla

▪    Santa Isabel de Hungría

▪    Santa Isabel de Portugal

▪    Santa Cunegunda

▪    Santa Edita

▪    San Hermenegildo

▪    San Eduardo el Confesor

▪    San Casimiro

▪    San Luis

▪    San Fernando

Poseé  una planta en forma de cruz latina con tres puertas principales hacia el Zócalo capitalino, (siendo la del centro una puerta jubilar que sólo es abierta en ocasiones especiales), destacando en el interior es el coro, ricamente ornamentado en estilo barroco, con dos órganos monumentales y mobiliario proveniente “de las colonias asiáticas del Imperio Español, destacando la sillería y el facístol, provenientes de Macao y Filipinas respectivamente.”

“En el costado oriente de la Catedral se encuentra el Sagrario Metropolitano, probablemente la fachada churrigueresca mejor ejecutada en Iberoamérica que alberga en contraste un austero interior que sirve como parroquia para distintas celebraciones”.

Retablo principal de la capilla de las reliquias, con el Cristo de los Conquistadores y el Santo Entierro. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_Metropolitana_de_la_Ciudad_de_México

Desde el siglo XVII hasta finales del siglo XVIII son barrocas pero, de acuerdo a las características de cada una, presentan modalidades muy particulares, lo que en México y otros territorios de la Nueva España se manifestó respondiendo a circunstancias sociales específicas aunque podríamos llegar a la conjetura de que el barroco si estuvo dividido según el estilo que siguió.

Cripta de los Arzobispos, con el monumento a Fray Juan de Zumárraga en primer plano. En la parte inferior del altar se aprecia una piedra prehispánica.. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_Metropolitana_de_la_Ciudad_de_México

Barroco sobrio o de transición

Su periodo de duración fue corto, se caracterizó por el empleo de decoración vegetal en las enjutas de puertas y arcos, columnas divididas en tres secciones decoradas con estrías dispuestas de manera vertical, horizontal o en forma de grecas en zig-zag y cornisas sobresalientes con molduraciones y remeimientos.  De éste tipo de barroco podemos citar en la ciudad de México, la iglesia de San Lázaro y la de Jesús María.

 Barroco Rico

Adorna en sus Iglesias, sus portadas con mayor profusión, ejemplo de este barroco lo encontramos en la Iglesia de San Bernardo, el templo de San Agustín y la Iglesia de Santa Teresa la antigua.

Barroco estípite o estilo churrigueresco

Es introducido en España por el arquitecto José Benito de Churriguera -de allí el nombre-, tuvo su apogeo en México. Jerónimo de Balbás fue quien lo introdujo al país, aunque se ha dicho que el estilo retomó cierta herencia del plateresco, su especial gusto por la recargada ornamentación lo llevó al extremo de creaciones cuajadas de guirnaldas, jarrones, florones y angelillos que recubrían fachadas enteras. Un ejemplo Catedral Basílica de Zacatecas.

Catedral Basílica de Zacatecas. Crédito: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Catedral_zacatecas.jpg

Ultra barroco

Es un recargo ilimitado de los aspectos decorativos del churrigueresco, que crea transformaciones y deformaciones de elementos arquitectónicos clásicos, barrocos y churriguerescos dando como resultado tortuosos elementos ornamentales que exaltan las proporciones. El estilo alcanzó gran perfección técnica en el modelado del estuco y el tallado de la madera.

Templo Nuestra Señora de los Angeles,León,Guanajuato. Crédito: http://www.flickr.com/photos/eltb/sets/72157607352967471/

Barroco Exuberante

Este tipo de barroco es de una riqueza de ornato sin límites que ofusca a los anteriores,  todavía sigue respetando la estructura pero este barroco llena todos los espacios que aquéllos los dejan sin cubrir, para este fin emplean los relieves de argamasa o de yeso ya sea en color blanco o color crema con filetes de oro, o fragmentos policromados, en un derroche de imaginación y fantasía asombrosa. El Altar Mayor es un ejemplo.

El Barroco en México es sin lugar a dudas un arte riquísimo que poseemos y que gracias a los españoles pudo llegar a nuestro país y los mexicanos pudieron aprenderlo, desarrollarlo  y perfeccionarlo. Tenemos la oportunidad de ver estas obras ya que algunas se encuentra en el Distrito Federal y poderlas apreciar en vivo. Esperamos que les haya gustado y hasta la próxima.

Sus viajeros del tiempo: Eduardo Moreno, Eduardo Orozco y Oscar Lozano.

http://www.cristobaldevillalpando.com.mx/barroco.htm

http://www.mexicodesconocido.com.mx/miguel-cabrera-1695-1768.html

http://www.cristobaldevillalpando.com.mx/biografia.htm

http://www.ecured.cu/index.php/Simón_Pereyns

http://www.paginasprodigy.com.mx/antoniore/mexescul.html

http://web2.ilce.edu.mx/redescolar/redescolar2008/proyectos/acercarte/arte_mexicano_oto09/artemex4/artmex04f.htm

http://www.mexicodesconocido.com.mx/santa-prisca-de-taxco-guerrero.html

http://eloficiodehistoriar.com.mx/2008/06/23/la-casa-de-oro-o-capilla-del-rosario-en-puebla/

http://filleandart.blogspot.com/2010/06/barroco-en-mexico.html

http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=6006&tabla=nuestromundo