Nació en Urbino, junto a la frontera sur de la república de San Marino, en territorio italiano, fue uno no de los tres grandes maestros de la pintura del alto renacimiento, famoso por sus madonnas y obras religiosas en el Vaticano. Su primer paso fue el contacto con los trabajos de Signorelli y Uccello entre otros.

Crédito: wikipedia.org

A los 17 años se transforma en pupilo de El Perugino, del cual hereda la simpleza que evita retratar los detalles en exceso, sorprendiendo  con la claridad de sus formas, es sencillo y directo.

Poco a poco, alejándose de la influencia del maestro, se inclina hacia la manera de pintar de sus compañeros Leonardo y Miguel Angel, con quienes se une en Florencia alrededor en 1504. “Los tres son llamados a decorar la capilla Sixtina en Roma, hoy en el Vaticano.”

Los frescos de Rafael gozan de estilo personal, distante del detallismo florentino desarrollado en ese mismo lugar por Botticelli, Ghirlandaio y della Francesca, sin embargo, en sus obras de pintor ya maduro, si se trata de influencias, asoma la mano del más talentoso de todos los tiempos: Miguel Angel.

Retrato del cardenal Alessando Farnese. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Retrato_del_cardenal_Alessandro_Farnese

Vasari dice que Rafael llegó a tener un taller con cincuenta pupilos y ayudantes, muchos de los cuales llegarían a ser después importantes artistas por su propio derecho.” Fue, posiblemente, el mayor taller reunido bajo el magisterio de un único gran maestro de la pintura, y mucho mayor de lo habitual”, Incluyendo  destacados pintores provenientes de otras regiones de Italia, que probablemente trabajaban con sus propios equipos como subcontratistas, así como aprendices y obreros.

San Miguel derrota a Satanás. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/San_Miguel_derrota_a_Satanás

FUENTES:

http://pintoresfamosos.juegofanatico.cl/rafael.htm