Las fuentes para la vida de Paolo Uccello son escasas: la biografía de Giorgio Vasari, escrita 75 años después de la muerte de Paolo, y unos pocos documentos oficiales contemporáneos. Uccello nació probablemente en Florencia, aunque se ha señalado también Pratovecchio, de donde era originario su padre Dono di Paolo, en el año 1397. “Sus declaraciones de impuestos durante algunos años indican que nació en el año 1397, pero en 1446 él sostuvo que nació en 1396.2 Su apodo Uccelloprocede de su querencia por pintar pájaros. Era hijo de Dono Di Paolo, barbero y cirujano de Pratovecchio, cerca de Arezzo, que adquirió la ciudadanía florentina desde el 1373; el nombre de su madre era Antonia di Giovanni del Beccuto”.

La característica más aparente de las obras de madurez de Paolo Uccello es la atrevida construcción en perspectiva. De hecho, Vasari cita como palabra de Uccello la expresión «¡Oh, qué asunto tan dulce la perspectiva!», sin embargo, a diferencia de Masaccio, esa perspectiva no le sirve para proporcionar un orden lógico a la composición, dentro de un espacio finito y mensurable, sino más bien para crear escenografías fantásticas y visionarias, en espacios indefinidos. Su horizonte cultural quedó siempre ligado a la cultura tardogótica, aunque interpretada con originalidad.

“Las obras de la madurez son contenidas en un entorno de perspectiva lógica y geométrica, donde las figuras son consideradas volúmenes, colocados en funciones de correspondencias matemáticas y racionales, donde se excluyen el horizonte natural y el de los sentimientos. El efecto, bien perceptible en obras como la Batalla de San Romano es el de una serie de maniquíes que representan una escena con acciones congeladas y suspendidas, pero justo de esta inescrutable fijeza nace el carácter emblemático y onírico de su pintura.”

El efecto fantástico está acentuado incluso por el uso de cielos y fondos oscuros, sobre el que resaltan luminosas las figuras, bloqueadas en posiciones antinaturales.

Vasari, en sus Vida alabó la perfección a la que Paolo Uccello había llevado el arte de la perspectiva, pero lo reprochó el haberse dedicado a ello “sin medida”, abandonando el estudio de la representación de las figuras humanas y animales, señalando que este «gran pintor florentino, que, dotado de un sofisticado ingenio, “se complació en investigar los complicados mecanismos y las extrañas obras del arte de la perspectiva; y a esta tarea tanto tiempo le consagró, que si hubiera dedicado el mismo esfuerzo a las figuras (pese a que las ejecutaba bien) habría coseguido ser aún más único y admirable»”

Diluvio y retroceso de las aguas. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Paolo_Uccello#Obras

Esta limitada visión crítica fue de hecho asumida por todos los estudiosos posteriores hasta Giovanni Battista Cavalcaselle, que, subrayando como el estudio científico de la perspectiva no empobrece la expresión artística, abrió una vía a una comprensión del arte de Paolo Uccello más completa y razonada.

San Jorge y el Dragón, es una obra del pintor italiano Paolo Uccello. Está realizado en temple sobre madera, y fue pintado entre 1456 y 1460. Mide 52 cm de alto y 90 cm de ancho. Se exhibe actualmente en el Museo Jacquemart-André de París.
Existe una versión anterior que se guarda hoy en la National Gallery de Londres. En esta obra, como en otras suyas, Paolo Uccello crea una atmósfera irreal, que hasta cierto punto puede recordar a obras del surrealismo.

“Entre los estudios posteriores un problema a menudo afrontado es el de la interpretación de la perspectiva fragmentaria de algunas obras, según algunos, como Parrochi, ligado a una “no aceptación del sistema reductivo de la construcción con puntos de distancia aplicada ejemplarmente del arquitecto Brunelleschi en sus tablillas experimentales”.4 Pero quizá fuera más correcto hablar de una interpretación personal de tales principios, más que de una verdadera y auténtica oposición, con la pretensión de lograr un mayor sentido “abstracto y fantástico” (Mario Salmi).”

Retrato de una dama. Crédito: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=7282

Para Paolo la perspectiva permaneció siempre como un instrumento para colocar las cosas en el espacio y no para representar las cosas reales, como es especialmente evidente en obras como el Diluvio Universal. Manteniéndose a medio camino entre el mundo tardogótico y la novedad renacentista, Paolo Uccello fusiona el “idealismo antiguo y nuevos medios de investigación” .

La caza en el bosque. Crédito: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=7282

FUENTE:

http://es.wikipedia.org/wiki/Paolo_Uccello

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/u/uccello.htm