Octubre 1, 2012. En este viaje nos iremos al Renacimiento, pero a un lugar y arte en especifico: La Pintura Italiana Renacentista. Nos llamó demasiado la atención y pareció demasiado interesante los cuadros durante está época y con gusto les compartiremos las pinturas más llamativas de los pintores más destacados, ¡Acompáñenos!

Empecemos como de costumbre con una pequeña introducción sobre: ¿Qué es el Renacimiento? A partir del siglo XV se produjo en Italia un movimiento intelectual, tomando como base a la civilización grecolatina y el propósito era superarla. “Esto significó que los europeos cambiaron una vez más su forma de vivir, reivindicando en parte lo conseguido en el imperio bizantino durante la alta edad media”

La aparición de la imprenta fue clave para realizar cambios en la religión y las artes; los humanistas, pintores y arquitectos italianos fueron llevados al extranjero para que transmitieran el pensamiento y el estilo renacentista ya que lo creado y construido fue de tanta magnitud y difusión que todos los demás artistas europeos querían aprender de ellos.

Entrando de lleno al tema, la pintura italiana  logró traspasar las fronteras de todo Europa. El gusto refinado de los maestros italianos junto a su estilo evolucionado, lleno de perfeccionismo, llegó a practicarse en todo el territorio europeo.

Entre sus características principales podemos mencionar:

  • Un nuevo lenguaje visual en torno a su proporción, perspectiva, color y composición.
  • La pintura se vería con una proporción y perspectiva matemática pero no como medio de representar mejor la realidad sino como demostración del conocimiento matemático en si mismo, es decir solo para alardear.
  • El uso de la luz pura (diáfana), creando sombras que reforzaran el volumen de las imágenes
  • Uso de colores naturales, suaves, pastel dando un peso y temperatura fundamental para la composición. Las figuras están contorneadas con una línea negra.
  • Resalto de efectos visuales mediante elementos paisajísticos y arquitectónicos.
  • La temática religiosa era abundante, ya que era la iglesia la que encargaba la obra o algún donante piadoso, también había mitológicos como reconocimiento de la literatura grecorrománica y reflexión filosófica y los retratos, casi siempre de perfil, pasando al frontal al adquirir seguridad y conocimientos de perspectiva.

    Baco y Ariadna hecho por Tiziano. Crédito: http://www.educar.org/enlared/planes/baco.htm

El artista considerado  antecesor del Renacimiento fue Giotto Di Bondone, el cual comenzó a dotar de tridimensionalidad a sus figuras. “Manejó de forma magnífica las sombras, los pliegues de las ropas y las expresiones faciales, además que sus cuadros transmiten las diversas emociones que manifiestan.”

Retrato de Giotto, realizado por Pablo Ucello. Crédito: http://www.casasantapia.com/art/giotto.htm

La pintura italiana renacentista podemos dividirla en dos periodos, el Quatroccento y Cinqueccento, ambos periodos con características y representantes únicos.

Quatroccento

En este periodo llegó una nueva técnica revolucionaria en la pintura que llegaría para quedarse: el óleo. El antecedente de este era el temple, el cual estaba elaborado por el pigmento y huevo. Se perfeccionó la tridimensionalidad y se formaron las bases del estilo renacentista. Se centra en la observación de la realidad idealizada (considerando la pintura como una ciencia) por ende, se obligaba el conocimiento en proporciones, luz, movimiento, profundidad (el efecto de la perspectiva) y variación de tonos

La novedad fueron los continuos estudios en la perspectiva, (ya sea lineal, manguante o de color) experimentándose varios cuadros , como el famoso cuadro de Piero della Francesca “Vista de una ciudad ideal”en donde se trabaja con la perspectiva central a un punto de fuga. Otro punto que se puso en practica fue el escorzo, el cual era una de las técnicas más difíciles.

Los temas seguían siendo religiosos, destacando la calidad e las personas y su significado  dentro de los designios divinos, al igual que la valoración de Cristo como hombre, resaltando la relación con su madre y aquellos que convivieron con él. El retrato para demostrar la dignidad del hombre y el individualismo, de influencia romana los cuadros y la mitología influenciados por la cultura grecolatina, “héroes mitológicos y personajes históricos, alegoría de ideas, sentimiento y fuerzas de la naturaleza con su propio lenguaje.”

Sus técnicas realizadas en tabla, lienzo y fresco (en los famosos murales), siendo precisos en su ejecución, con pocas modificaciones  ya que al secar dificulta los retoques y va a dar un resultado luminoso y duradero. Se organiza y ordena el cuadro distinguiendo los planos  y creando equilibrios (simetría, asimetría). El numero de figuras varía según el pintor y el tamaño de éstas podrían ser por proximidad, lejanía, cuerpo entero o busto.

Entre sus representantes tenemos a:

  • Tommaso di Ser Giovanni di Mone Cassai, más conocido como Masaccio, siendo  él quien desarrolle  la perspectiva, creando escenas donde el espacio será real, “aéreo”. “Además, sus obras, de rotundas imágenes impregnadas de un fuerte sentido volumétrico y naturalista, prefiguran la evolución que culminarán pintores posteriores, sentando las bases para que este cambio sea posible.”

    Autoretrato de Massacio. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Masaccio

  • Paollo Ucello:  usó  la perspectiva para crear escenografías fantásticas y visionarias, en espacios indefinidos, creando un horizonte cultural quedando siempre ligado a la cultura tardogótica, aunque interpretada con originalidad y para elaborar un sentimiento de profundidad en sus pinturas y no, como sus contemporáneos, para narrar historias diferentes o que se suceden en el tiempo.

    Retrato de Paolo Uccello. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Paolo_Uccello

  • Fra Filippo Lippi: Sobresalió por la originalidad del paisaje y la elegancia nerviosa en el dibujo,  sus  temas tradicionales una nueva intensidad, en especial por su concepción del espacio (utiliza paisajes en lugar de fondos planos, a fin de contrastar figuras) y por su búsqueda de los efectos de color, lo que lo hace uno de los mejores expertos coloristas de esa época.

    Autoretrato de Fillipo. Crédito: http://es.wikipedia.org/wiki/Paolo_Uccello

Cinqueccento

Los pintores tienen el dominio de las técnicas y hacen obras de elevada calidad que reflejan un sentido de belleza y nobleza.En este momento ya se desarrollaba todo el tesoro artístico del Renacimiento con su pensamiento humanístico, y desde entonces cada artista europeo lo tiene en mente para seguir con otros movimientos del mismo ámbito. “El Cinquecento tuvo su centro en Roma, a diferencia del quattrocento cuyo centro fue Florencia”.

La Mona Lisa. Crédito: wikipedia.org

En este periodo se tienen pintores ya no se obsesionan con la perspectiva lineal y geométrica, sino que procuran una mayor naturalidad en sus obras,  siendo característico el  rigor en la composición, con tendencia a adoptar formas piramidales,  ya que producen esa sensación de orden y equilibrio.

La luz fue fundamental al alterar las imagenes  (visualmente) “logrando un claroscuro de luces y sombras que permiten modelar suavemente las figuras para que aparezcan más redondeadas, incidiendo de  manera distinta, creando sombras que aportan mayor realidad y perspectiva”, logrando una mayor sensación de volumen, los colores van cambiando mientras los contornos se difuminan y apaece la técnica del sfumato; ya no son escenas vibrantes y luminosas, sino que aparece la neblina o el crepúsculo.

Además se usaban  otras técnicas para conseguir volumen,  como la de colocar un brazo por delante de la persona retratada, lo que inmediatamente sitúa el tronco del retratado en un segundo plano. “La composición era muy simétrica y vertical y el punto de fuga esencial en la realización de las obras, también humano y lo divino se encuentra en un mismo plano, la anatomía humana se representa de forma perfecta.”

También los temas religiosos son esenciales al igual ue los mitológicos y los paisajes

“Al lograr ese perfecto equilibrio en tan sólo una generación, se cerraban las vías hacia un nivel más alto o una nueva creatividad, porque no era posible mejorar la perfección”.

Inspirados como mencionamos anteriormente en la cultura grecolatina, destacan estos puntos:

  • “El efecto de movimiento que caracterizaba las esculturas griegas, esa sensación de organicidad y elasticidad que las figuras adquieren.
  • La proporción humana, el canon del hombre perfecto el cual resurgió gracias a los escritos que había del arquitecto romano Vitrubio, el cual estableció las características que debería tener el hombre perfecto.
  • También, estaría presente el canon hercúleo, un canón de tamaño gigantesco y complexiones hiper-musculosas, representado en el Juicio Final del mismo Miguel Ángel.
  • Los sentimientos, las sensaciones que las esculturas griegas proyectan.”

El Renacimiento elevó la profesión hasta níveles muy altos provocando que  los grandes reyes y mecenas comenzaron a decorar y a rodearse de artistas y obras geniales. “Un gran ejemplo es Tiziano, el cual trabajo para Carlos V y realizó a cambios, algunos de los mejores retratos de reyes jamás creados. Rafael y Miguel Ángel realizaron monumentales encargos a los Papas que iban en turno. Los mecenas comenzarían a aumentar desde esta etapa.”

Los  máximos exponentes de esta etapa fueron Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael siendo el estilo y los temas entre estos pintores era distinto ya que surgieron en épocas distintas.

  • Leonardo Da Vinci : es considerado uno de los artistas más famosos de la historia, y toda la fama pública que tiene hoy en día se debe, en gran mayoría, a solo un cuadro que realizó: La Gioconda (Mona Lisa),  creando un estilo en donde usaba un efecto para sus pinturas llamado sfumatoel cual consistía en difuminar las sombras de la persona pintada hasta que se confundan con el fondo oscuro.

    Perfil de Leonardo Da Vinci. Crédito: http://www.biografiasyvidas.com/monografia/leonardo/

  • Miguel Ángel : es  considerado el representante más puro del Renacimiento y el más completo, dado que fue pintor, escultor, arquitecto y hasta poeta. “Tanto sus obras en la escultura (La Piedad y El David) como en la pintura (La Bóveda de la Capilla Sixtina y el Juicio Final) son de las mejores obras no solo del Renacimiento sino de la historia” , sus obras reflejan la terribilità, una fuerza dramática y enérgica que desprenden.

  • Rafaelel cual no llegó a la altura de Da Vinci y Miguel Ángel, entre otras cosas porque murió a los 37 años, si logró establecerse como uno de los pintores más hábiles siendo en sus últimas obras demostró una calidad y una maestría gigantescas “las cuales pudieron haberlo considerado mejor que Miguel Ángel de no haber sido por una fiebre que lo mató.”

Cabe destacar que  surgió un pequeño movimiento denominado Manierismo el cual se caracterizó por imitar el estilo de los grandes maestros del Renacimiento, en especial a Miguel Ángel y a Rafael. Aquí destacaron artistas tales como Jacobo Pontormo y Juan de Bolonia.

Sin lugar a dudas, la pintura renacentista es un icono en nuestros días, su pintura cultiva la forma y el colorismo y se basa en el arte de Grecia, (como se puede observar).  Las obras que surgieron en este momento fueron de lo más bello que el hombre ha creado, tomando como base los artistas contemporáneos dichas obras y sería fascinante poder verlas y apreciarlas en persona, aunque sabemos que difícilmente las originales se encuentren pero bastaría mínimo con una buena copia, !Hasta la próxima¡

Sus reporteros del tiempo: Eduardo Moreno, Eduardo Orozco y Oscar Lozano.

NOTA: Al darle click a los pintores, se abrirá una ventana con información más detallada sobre ellos.

FUENTES:

http://www.slideshare.net/torque/renacimiento-italiano-pintura

http://www.slideshare.net/rosarmer/pintura-del-quattrocento-italiano

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/fran/schwob/paolo.htm

http://quattrocento.wordpress.com/cinqueccento/

http://www.arteespana.com/cinquecentoitaliano.htm